….algún tiempo sin escribir por aquí….
Supongo que por la sensación de que el blog ya está completo o casi. Ya no recuerdo, pero deben ser más de 700 recetas… 

Y el libro!!! Por cierto, falta por colgar el final. En breve. Palabra. 

Bueno. Pues seguro que esto os va a gustar. 
Tal vez sea algo exagerado para hacer todos los días…
Pero en medio de la vorágine pseudo páleo de los entrenamientos diarios en el gimnasio y los alimentos procesados de corte paleolítico, tal vez situar uno de los extremos sea interesante para no perder la perspectiva. 
Aunque al final, por otra parte, solo se trate de ser feliz, sin más. 
Bueno. Pues esta es mi forma de ser feliz. 
Y éste mi nuevo proyecto. 
  

Nuevo proyecto!!! 

“Pienso para humanos”. Parte 12.

Generar una red gastronómica.

Cuando hablo de una red gastronómica me refiero a las distintas vías por las que puedes conseguir alimentos. Ya sea el supermercado, el mercado tradicional, las amistades…
Tranquilo. Roma no se construyó en dos días. Tus redes sociales gastronómicas necesitan un poco de tiempo para ir generándose. Pero mantén los oídos alerta y declárate interesado en aprender alguno, varios o todos estos mundos. Sigue leyendo

Parte 10ª. “Pienso para humanos”. 

Dejémonos de teoría y empecemos a ser prácticos.
Hasta aquí las consideraciones teóricas. Ya te has hecho una idea bastante clara de cuáles son los criterios a la hora de buscar comida. Así que vamos a ella. Busquémosla!!!

Y, ¿por dónde empezamos?

Pues vamos a dividirlo en dos bloques. El primero de las cosas que dependen de ti (supermercado, compras por internet, vida de cazador-recolector y huerto) y el segundo relacionado con las situaciones en las que dependes de segundas personas con las que establecer alianzas para conseguir esos alimentos (grupos de consumo, alianzas con ganaderos y agricultores, amigos)… salvo que te plantees criar gallinas en tu piso!!! Sigue leyendo

“Pienso* para humanos” (*del verbo pensar). Parte 9.

Estado de salud del que partimos.

Comentaba anteriormente la importancia de conocer el estado de salud del que partimos a la hora de emprender cualquier cambio en nuestra alimentación o en nuestra vida en general tan importante como el que te propongo. Y es que no es lo mismo partir de una situación idílica de salud y mientras no pasamos de la treintena, que cuando los avatares de la vida nos han golpeado en forma de enfermedad y nuestra situación es un poco compleja.
Y cuando hablo de “estado de salud” me refiero a dos aspectos distintos. Por una parte los referentes a cualquier patología claramente diagnosticada como diabetes, alguna enfermedad cardiovascular, patologías del tracto digestivo… En general cualquier patología que implique un cuidado añadido de la dieta. Sigue leyendo

“Pienso para humanos”. Parte 8.

Qué me sienta bien y qué me sienta mal.

Si te decantas por la primera de las opciones y te puede la curiosidad, será más interesante que elimines durante un tiempo (al menos 2 ó 3 semanas) un alimento (por ejemplo el trigo). Ahora bien, la conclusión no es tan sencilla, puesto que en vez de trigo estarás comiendo otra cosa, salvo que extrañamente decidas quitarlo a costa de pasar hambre. En cualquiera de los dos casos eliminas una variable pero varías tu alimentación al incrementar otros productos o disminuyendo la cantidad de comida en general.
Las conclusiones a las que llegues, en justicia, no serán nunca del estilo de “el trigo me sienta mal”, sino siempre orientadas a “sustituir trigo por ¿lechuga? me sienta bien”. De cualquier modo habrás llegado a conocer una forma de mejorar tu salud. Sigue leyendo

Parte 7. “Pienso* para humanos” (*del verbo pensar)

Tubérculos, verduras, hortalizas, frutas y frutos secos.

¿Son los alimentos ecológicos mejores? ¿Son buenos los alimentos transgénicos? Podemos cuestionarnos multitud de preguntas similares relacionadas con la comida y en particular con todo el reino vegetal. Pero planteemos la pregunta de una manera exagerada que nos permita sobrevolar un poco todo el maremágnum de información, debates y dudas. Sigue leyendo

6ª parte. “Pienso* para humanos”. (*del verbo pensar).

Calidad y variedad.

Entras en el supermercado y contemplas ante ti una variedad inmensa de productos. Situación que, si te pones a analizar, no es en absoluto así puesto que algunos productos como el trigo, los lácteos o las margarinas (aceites vegetales hidrogenados) se encuentran presentes en muchísimas presentaciones. Pero, de cualquier forma, una oferta espectacular. Montones de frutas y verduras, estemos o no en temporada de ellas, de cereales, legumbres, carnes, pescados… Mucha más variedad día a día de la que disfrutaban tus abuelos. Pero siempre la misma, con Sigue leyendo

Parte 5. “Pienso* para humanos” (*del verbo pensar).

Una mirada más allá de nuestros abuelos.

Y el problema radica en que la alimentación de tus abuelos, si bien mucho mejor que la nuestra en cuanto a la calidad de sus productos por ser previa a la actual industrialización de nuestros alimentos, tampoco es que fuera fantástica en tanto que adolecía de los fracasos de la alimentación posterior al otro gran cambio, la aparición de la agricultura.
Por eso debemos echar la vista bastante más atrás.
Verduras, hortalizas, tubérculos, frutas, frutos secos, carne, pescado, marisco, huevos, miel, setas, agua… han estado presentes de modo más o menos constante y en cantidades importantes a lo largo de nuestra evolución. Pero no podemos decir lo mismo de las legumbres, cereales o lácteos, fundamentalmente en cuanto a la cantidad, puramente testimonial en muchos momentos. Y qué contarte del azúcar, las Sigue leyendo

Parte 4. “Pienso* para humanos” (del verbo pensar). 

(Te pongo en antecedentes. Decíamos que debíamos pensar en nosotros mismos como pertenecientes a una especie -humana-, como individuos de una comunidad y como individuos únicos. Bien. Pues ahí van las dos últimas)
Como individuo de una comunidad determinada. 
Sí. Eres un humano. Pero no todos los humanos son iguales. Para empezar, no todas las comunidades de humanos viven igual, comen lo mismo, hacen la misma cantidad Sigue leyendo