Puré de calabacín… sin quesitos, claro.

Puré de calabacín sin aditivos…. Jeje… bueno, sin aditivos normales, ya sabéis, la nata, los quesitos… Y se aceptan retos de a ver cuál está más bueno.

Necesitamos.

Calabacín.

Aceite.

Jengibre.

Pimienta.

Gotitas de tabasco si te gusta picante.

Receta tirada. Pero tirada tirada. Pones a pochar el calabacín con algo de aceite hasta que notes que está blandito y “comestible”.

SONY DSC

Y ya sólo falta picarlo bien con la batidora o el robot de cocina. Básicamente ya está. Ahora sólo falta adulterarlo. Si quieres estropearlo con quesitos… tú mismo… jeje. Te propongo lo siguiente: Jengibre fresco rallado suavemente para que haga una pasta (ya ves que lleva bastante!) y pimienta negra molida pero poquito. Si tu molinillo puede regularse, al tamaño más grande. Si no, machácala en un mortero. Queda mucho mejor.

Luego sólo falta un chorrito de aceite y tabasco si te gusta picante.

Se admiten competiciones contra las adulteraciones con quesitos… je.

dieta paleolítica

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s