Semillero de guindilla palmera.

En esto voy a necesitar algo de suerte porque he empezado un poco tarde…

El caso es que andaba yo un poco liado de trabajo y cuando me di cuenta había olvidado plantar unas semillas de guindilla palmera brutal que me había traído un paciente de Tenerife y no quería que se me estropearan… bueno, en realidad que soy un poquito impaciente y no quería esperar al año que viene…

Así que, invocando a la suerte y al buen tiempo y esperando que este verano que llegó tan tarde se marche también tarde, puse unas cuantas semillas en una bandeja que me encargué de regar todos los días para que siempre estuviera húmeda y que coloqué en el lugar más soleado de la terraza. Y un mes después, magia!!!

DSC04177

Y he empezado a trasplantarlas. Ésta es en realidad la utilidad de esta entrada del blog porque te estoy contando algo que no vas a poder hacer… hace ya un mes de esto… y esa es la intención del rollo este del Neolítico: que te animes y vayamos plantando al mismo ritmo. Pero sirve para que veas lo fácil que puede ser el proceso. Tierra, semillas, agua, sol y tiempo.

Y ya ves después cómo es el proceso de trasplante. Encharcas el semillero y vas soltando tierra separando las raíces poco a poco para que no se rompan.

DSC04179

Luego pones tierra nueva y las plantas. Éstas las he colocado en macetas porque me resulta más fácil buscarles acomodo en la terraza en los sitios más soleados y ya os comentaba que voy un poco justo de sol… A ver si hay suerte!!!!! El mojo picón nos espera!!!!!

DSC04186

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s