Ketchupeando.

Hoy toca colgar la receta de la pedazo salsa Kétchup que nos montamos el Domingo en la “master class” de cocina con la disculpa de la Ternera Aventura!!! Tuneada, eso sí!!!… bastante sé yo cuál es la receta original… pero, si lo supiera, no molaría el hacerla ni la mitad.

Necesitamos: (déjame que piese qué fue lo que le echamos… espero no hacer modificaciones…)

Tomates.

Cebolla.

Aceite.

Zanahoria.

Clavo.

Pimentón.

Pimienta.

Limón.

Miel.

… Y creo que nada más…

De cualquier forma, así también vale!!!! Jeje.

La pena es que no os pueda enseñar tantas fotos como de habitual. Porque, reconozcámoslo, para un hombre tener dos preparaciones distintas en el horno, dos en la vitrocerámica, hablar para un montón de personas… y acordarse de respirar, es ya toda una demostración de flexibilidad cerebral !!!!! Como para acordarme de las fotos!!! Jajajajaja.

Así que creerme si os cuento que pusimos una cebolla grande a pochar en la sartén con un poquito de aceite. Fuego fuerte para que coja color y hacer que tostara un poquito, momento en el que añadimos un cuarto de vaso de agua para que no se quemara. Remueves y sigues con fuego fuerte hasta que vuelva a tostar y vuelves a añadir un poquito de agua para que no se queme… Ya ves, es ir buscando el límite. Que tueste pero que no se queme. Y le vamos echando agua para controlarlo todo mejor y para que las zonas que se tuesten la primera vez se rehidraten y, si vuelven a tener la suerte de apoyarse otra vez directamente sobre la sartén, no acaben de quemarse ya del todo. El agua además va diluyendo las zonas tostadas y generando un color tostado uniforme.

(Ya ves que en todas estas preparaciones del Domingo estoy siendo mucho más friki-técnico que de costumbre… había que ir de “pro”… que había gente en casa!!! Jajajaja)

Una vez que la cebolla esté doradita, añades un puñadito de zanahoria. Poquito, sólo es para que añada algo más de textura al resultado final. Y añades medio kilo de tomates cortados como te dé la gana. 3 clavos de olor (sólo 3!!!!!!!!!!!!!), el jugo de un limón grande, una cucharada de miel, una cucharadita de pimentón dulce y media de pimienta molida. Fuego medio y que se vaya haciendo… una hora más o menos.

Trituras y verás que queda de un color anaranjado como consecuencia de la entrada de aire, así que lo dejas otra hora al fuego para que espese lo que te apetezca y concentre sabores y colores. Nosotros no teníamos tanto tiempo, así que la hora final se quedó en 5 minutos.

SONY DSC

Resultado final… jeje… está feo que lo diga yo, pero estaba cojonudo!!!!

Podéis añadirle más cosas según os parezca que queda. Nosotros, por probar, añadimos orégano y molaba mucho.

Por otra parte, mejor en frío que en caliente, y mejor si lo dejas reposando un par de días. Aguanta bien una semana dentro de un frasco de cristal y en la nevera… pero, aviso, no aguanta 5 minutos si lo pones en un plato y le das una cucharilla a cada uno de los participantes!!!! Jajajajaja.

SONY DSC

Anuncios

4 comentarios en “Ketchupeando.

  1. Pedazo de ketchup!! es más, yo creo que es un error llamarle a esto ketchup,no vaya a ser que alguien lo confunda con la porquería esa que se vende en el súper… algunos al ver estas cosas se echan las manos a la cabeza, ¿pero como pasas tanto chollo con lo fácil que es comprarlo de bote? jejeje, inocentes…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s