Qué tentación de llamarlo pizza…

Que no, que no, que no es una pizza. Una cosa es llamar “hamburguesa páleo” a la del otro día, que, efectivamente era una hamburguesa, y otra ponerle a esto el nombre de pizza. Porque una cosa es que odiemos a muerte al trigo (ironía) y otra que vilipendiemos una pedazo preparación como es la pizza. El que la inventó era un crack, entre otras cosas porque la presentación permite comérsela con las manos, algo que con ésta mía no. Eso sí, ésta está más buena. Es lo que hay. (Si no me lo digo yo…)

Necesitamos.

Setas. Éstas mías son megalepiotas. Recogidas por la mañana. Lujazo.

Tomates.

Huevo

Orégano

Aceite

Guindilla

Espinacas.

 

Primero empiezas con la masa… digo, con la seta… jeje… Y la haces vuelta y vuelta después de haberla pintado con aceite (no mucho). Apriétala fuerte para que aplaste y se haga más uniformemente.

My beautiful pictureMy beautiful picture

 

 

 

 

 

 

Y luego vas y montas el plato. Tomate en rodajas, el orégano (mucho) y la guindilla picadita. Por encima un círculo de espinacas y en el medio cascas un huevo. A las espinacas (no lo ves en la foto) embadúrnalas de aceite previamente para que no se queden secas y feas (yo lo olvidé y tuve que sacarlas a mitad de cocción para pintarlas con la brocha por encima)

My beautiful picture

Lo metes en el horno en función grill a máxima potencia. En unos 4 minutos estará. Fíjate que la clara esté toda hecha, pero no más para que la yema no se solidifique…

No os cuento lo bueno que estaba… Por cierto, lo que veis por encima del huevo son flores de romero. Le dan un ligero sabor a romero y quedan chulas chulas.

My beautiful picture

 

Anuncios

4 comentarios en “Qué tentación de llamarlo pizza…

  1. El tomate con el orégano siempre es una combinación interesante… a mí me recuerda a horrores a la pizza (y nunca mejor dicho…) solo le falta la mozarella,pero eso lo dejamos para los italianos, jejeje…

    • Igual hay forma de imitar al queso, pero no me gustan nada esas cosas… además, no sería lo mismo. Mejor comer cosas ricas que lo sean por sí mismas y no que pretendan parecerse a nada. Sobre todo porque seguramente no lo conseguirán.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s