Rabo de toro con castañas. Y quien dice rabo, dice carne guisada.

A veces parece que sé cocinar y todo…

El caso es que hoy era domingo y había sacado del congelador la “sorpresa” que me había tocado en mi lote de la TereraAventura: el rabo!!! Cuando lo vi, flipé. Premio gordo pa´l nene!!!! (pincha en la foto para ver de qué va eso de la TerneraAventura)

????????

Total, que se me había olvidado y no había pillado nada particular para cocinarlo. Ni siquiera tenía una mísera botella de vino…

Así que tras un segundo (no llegó siquiera) de pensar “ya lo haré mañana cuando al menos tenga vino”… surgió el “ni de coña! qué guay! Improvisación al canto!”

Y es que cuando uno tiene estos manjares, también mola acercarse algo más a las preparaciones clásicas y es ahí donde la vena freelance está más controladita…

Necesitamos.

Rabo. De toro. De los que viven 4 años en absoluta libertad por el monte y bajan un añito a los prados a ejercer de semental sin pasar ni una noche en una cuadra ni comer nada que no se procurara él mismo. (Vale algo similar… jeje).

Cebolla

Apio

Zanahorias

Aceite

Tomillo

Romero

Anis estrellado

Pimienta negra

Castañas

Laurel.

Coñac.

Vamos a usar sólo un recipiente, para conservar más los sabores. Así que elige uno que se pueda meter al horno. Uno sin plásticos.

En él pones un poco de aceite y doras toda la carne por todos lados. Que coja color. Fuego muy muy fuerte. Y vigílalo.

My beautiful picture

Sacas la carne. Añades un poco más de aceite y echas toda la cebolla, que en mi caso fueron 3 medianas. Como es bastante cebolla y lo estamos haciendo en un recipiente alto que retendrá más el vapor, podremos darle fuego al máximo y, vigilándolo y dándole vueltas, cogerá color rápido.

My beautiful picture

Añadimos todo lo demás. Zanahoria (4). Apio (4 ramas). Un chorrito de coñac (1/3 de vaso). Laurel, tomillo, romero, anís estrellado (con una pequeña de sobra) y pimienta negra.

My beautiful picture

Cubres con agua o caldo y lo pones a hervir. Cuando burbujee, lo metes al horno. 120 grados durante toda la tarde del domingo… lo que vienen a ser 4 horitas.

My beautiful picture

Cada poco le echas un vistazo y verás que la zona superior coge color tostado oscuro. Vete dándole la vuelta. Y ten cuidado que no necesite un poco más de agua.

Por otra parte, asas las castañas. Les cortas una pequeña lasca en la corteza para que no exploten y las pones a 170 durante 35 minutos más o menos hasta que estén hechas y se separe fácil la cáscara. Se las incorporas 5 minutos al guiso para que cojan sabor.

My beautiful picture

Qué queréis que os cuente. Sin palabras. Una locura. De lágrima.

Y todo esto sin las castañas y sustituyendo el rabo por carne de guisar te da otra receta para la carne guisada. Pero, eso sí… no la copies!!! cambia algo!!!! es muchísimo más divertido!!!!

Anuncios

5 comentarios en “Rabo de toro con castañas. Y quien dice rabo, dice carne guisada.

  1. Pingback: Manzana chic. | Hoy Comemos Juntos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s