Conserva en frío de caballa.

Apuntaros ésta que es buena buena!!!!!

Hay muchas veces en las que algún paciente me cuenta lo del bonito o el atún para la ensalada y lo considera lo más de lo más… Y yo pienso por dónde empezar: que si el aceite que no es de oliva y, si lo fuera, sería de una calidad mala, que si el recipiente que suele ser una lata, que si las cantidades de sal…

El caso es que este verano, coincidiendo con la costera del bonito aquí en Asturias, pretendía embotar bonito de la manera tradicional, al baño maría y todo eso. Pero, primero porque calentar el aceite de primera presión en frio siempre me pareció una lástima, y segundo porque el bonito de calidad este año estaba desproporcionadamente caro, la oportunidad se fue.

Así que había que encontrar otra solución.

Pues ya está. La de hoy. Eso sí, como todo tiene sus inconvenientes: no es una conserva que aguante tantísimo tiempo como la que se envasa con calor. Ésta necesitarás meterla en la nevera y dejarla no mucho más de un mes. Suficiente por otra parte, porque aquí ya no dependes de costeras, puesto que pescados parecidos los encuentras durante todo el año.

Vamos que nos vamos!!!!

Necesitamos.

Caballa. Por ejemplo. Sardinas?. Jurel?….

Aceite.

 

Primero te buscas unas caballas de calidad. Éstas mías estaban pescadas de por la mañana. Sin pasar por hielos ni nada de nada. (pincha en la foto y verás cómo lo hago. Compra directa al pescador)

????????

Y las metes al horno a 170 grados durante media horita. Más vale que se pase que no que se quede corto, porque aunque te queden algo secas, el aceite las va a “humedecer”. De cualquier modo, “las cosas bien hechas, bien parecen”, como decía mi abuelo, así que si están al punto, genial.

My beautiful picture

Luego sólo te queda quitarles la piel, que saldrá toda junta y sin problemas, e ir sacando trozos del tamaño de vuestros botes para colocarlos en vertical de modo que no dejen burbujas de aire al echar el aceite. Cuidado con las espinas. Ir seleccionando.

My beautiful picture

Y rellenas con el aceite cuando el pescado ya esté frio. Es muy importante que esté todo perfectamente cubierto, por lo que no deberás llenar muchísimo los botes con la caballa. Y después arrastras un cuchillo por el borde del bote para dejar que las burbujas suban y que no quede ninguna.

My beautiful picture

Listo!!! Ahora sí que sí. Ensalada con conserva de pescado azul. Y respetando el aceite que lo flipas que tendréis por casa.

Ya sabéis: nevera y os aguantará más o menos un mes… si no os lo coméis todo en una semana!!!!! Porque, todo sea dicho, están fantásticas!!!

My beautiful picture

Anuncios

2 comentarios en “Conserva en frío de caballa.

  1. Que bueno está este pescado!!! probablemente mi favorito… yo suelo hacerlas en escabeche, guardarlas en la nevera y luego tomarlas fresquitas, un lujo… Te aseguro que el bote de la foto duraría en mi nevera menos que un telediario!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s