Entrenamientos, trucos, originalidades y otras gaitas.

Hace unos días colgaba una entrada sobre una carrera de montaña que nos servía como preparación para el reto de AsturiasSinO2 (pincha en la foto)

DSC_0136

Y os contaba que la preparación física que llevo es un tanto “original”. Digamos que, vista sobre el papel y para una temporada de 5 meses con el reto justo en medio y en la que, si todo va bien, habrá ultra maratones, maratones y medias maratones, todas ellas de montaña, podría parecer más que insuficiente. Os cuento.

 

Así, en general, sólo salgo a correr como mucho dos veces a la semana. Y es casi una regla el dejar 3 días de descanso después de cada salida, salidas que suelen ser de unos 20 kilómetros a un ritmo relativamente cómodo para pasárselo bien y no sufrir. Sin series ni nada que se le parezca. Corriendo por sensaciones y eligiendo el sitio en función del “hoy me apetece”. Las temporadas se hacen largas y no quiero saturar. Hago deporte por gusto, no por obligación.

 

Además hay que entrenar en el agua… Así que éste suele ser el planing de una semana normal:

Lunes: Descanso (léase trabajo)

Martes: Descanso (léase trabajo)

Míercoles: Descanso (léase trabajo)

Jueves: 20 km (+/-)

Viernes: Descanso (léase trabajo)

Sábado: Descanso (léase trabajo)

Domingo: 3 horitas de buceo en apnea más algunos kilómetros cargando con todo el equipo desde casa por una zona rompepiernas por la mañana, y 20 km (+/-) de correr por el monte por la tarde.

 

Nunca más. De hecho ya está relativamente comprimido. Sería mucho más cómodo si las semanas fueran de 8 días.

 

Todo esto, por supuesto, en ayunas (incluido el Domingo). Sólo hago una comida diaria, la cena, los 7 días.

 

Visto así, una de dos: o soy un portento genético, que ya te digo yo que no, o algo falla. Porque, sencillamente, esto no resulta creíble si lo comparamos con los entrenamientos que suelen realizarse para preparar temporadas como ésta mía. Eso sí, no pretendo llegar el primero en cada carrera, simplemente voy a pasármelo bien, lo que disminuye el nivel de exigencia… aunque también alarga la vida deportiva, y eso es mucho más importante.

¿El truco? El fundamental la comida. Sin este aspecto apaga y vámonos. Directamente. Ni me lo plantearía. Las posibilidades de lesión se multiplicarían, las dificultades para acabar las carreras largas, la sensación de que “no vas fino” constante… sería una locura. No me lo quiero ni imaginar. Me dedicaría al parchís.

Si atiendes a este factor todo se simplifica de un modo alucinante y aparecen capacidades que ni de lejos pensabas que tuvieras.

.kj

¿Otro truco? Tal vez los ayunos constantes de 24 horas y los entrenamientos en ayunas (incluso los dos del domingo). Éste evidentemente es un aspecto clave para poder plantearse luego el hacer una carrera o un reto como AsturiasSinO2 en ayunas y sin comer.

Pero la casa se empieza siempre por los cimientos. Primero uno empieza a comer bien y es después cuando te sientes genial y empiezas a hacer más deporte. Después descubres que si comes menos veces al día te encuentras mejor (en mi caso) y eso te lleva a poder olvidarte de las dificultades que plantea el avituallamiento en el deporte de largas distancias.

No comes para hacer deporte ni ayunas para hacer deporte. Sencillamente modificas tus hábitos de vida hacia donde mejor te sientes, de manera inteligente, y eso te lleva a disfrutar de muchas más cosas, entre otras de poder plantearte retos que antes ni habrías soñado.

Te animo a hacer algo parecido: cambia tus hábitos de comida y empieza a moverte un poco más disfrutando de ambos aspectos y de cómo todo empieza a cambiar a pasos agigantados. Después, con el tiempo, vete acomodándolo todo a tus sensaciones. El objetivo es estar perfecto, no lo olvides. No te conformes con menos!!!!

Anuncios

6 comentarios en “Entrenamientos, trucos, originalidades y otras gaitas.

    • Gracias, Bernardo…. pero no te creas… es un tema complejo.
      Yo lo tengo claro: hago deporte para pasármelo bien y por sentirme bien. Y como quiero seguir pasándomelo bien y sintiéndome bien mucho tiempo, lo organizo para no saturar y para no romper.

  1. Ahí está la clave Carlos!!!, hacer deporte para disfrutar y no para sufrir ni conseguir ningún fin salvo el sentirse mejor. El tema de los ayunos es fantástico, esa sensación que tienes cuando te mueves con el estómago vacío de ligereza que parece que vas flotando es de lo mejor!! por no hablar de la recompensa que viene después en la cocina.
    Moverse-comer-descansar creo que es sin duda el orden más coherente con nuestra naturaleza y no al revés!!!

  2. Vaya hombre. Pues precisamente hoy he empezado yo a entrenar en ayunas. Voy 5 días al gym (musculación) y hasta hoy hacía cinco comidas, que se han quedado en cuatro.
    El objetivo, aparte de mantener o progresar en musculatura, es rebajar grasilla. Lo complemento con dos días de ayuno 24 horas (martes y viernes), caminatas y voy a probar con una recarga de hidratos los sábados a mediodía.

    Ya te contaré.

    Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s