A propósito del Instagram. Entrenamiento en Ayunas.

Entrenar en ayunas sí… entrenar en ayunas no…

Si iluminamos el asunto con la “linterna evolutiva” de un modo un tanto ligero, podríamos concluir que el entrenamiento en ayunas resulta lo más consecuente. Y, si bien es así en un sentido amplio, ha habido cambios que nos han orientado hacia situaciones claramente diferentes y que ya nada tienen que ver con hace dos millones de años. No olvidemos que esto de la evolución no se trata sólo de sumar los años acontecidos en una circunstancia (por ejemplo entrenamiento en ayunas) y en la contraria y mirar a ver quién “gana”, sino que en ocasiones cuando el cambio se genera de modo definitivo ese comienza a ser el único escenario posible.

Sin embargo, el entrenamiento en ayunas nos aporta algunas ventajas. La fundamental como estrategia terapéutica para algunas patologías (ojo, no todas!!!).

Y también como herramienta esencial para la potenciación de procesos metabólicos relacionados con las grasas que, sencillamente, están ahí y que en algún momento debemos activar por su capacidad para generar estados de salud.

En esto como en todo, la clave está en la progresividad. Uno no puede empezar sustituyendo su desayuno de domingo a base de zumo, café con leche y bollería por una maratón…

kjhkl

… aunque con el tiempo descubras que puedes hacer eso y muchísimo más, incluso no plantearte ni por asomo el volver a comer antes o durante.

Así que poco a poco y, a partir de ahí, irás descubriendo cuál es tu escenario de comodidad, observando que tal vez moverte con el estómago vacío hace que te sientas más ligero, que tu cuerpo aprende a funcionar sin constantes aportes de alimento, que tus digestiones durante y posteriormente al ejercicio son mejores, o que te quitas el peso de encima en el tema de qué comer y cuánto comer cuando realizas actividades físicas largas sea cual sea su intensidad.

Por eso, el entrenamiento en ayunas puede ser un fin en sí mismo en algunas patologías pero también una más que interesante vía a descubrir y potenciar de un modo tranquilo y sin estridencias. Luego, como siempre, tu cuerpo dirá.

Anuncios

6 comentarios en “A propósito del Instagram. Entrenamiento en Ayunas.

  1. Hola Carlos.

    Yo también realizo salidas mtb (sobre 50km) por la sierra de Madrid en ayunas y no tengo ningún problema, claro está que todo fue una progresión.

    También mi experiencia con los ayunos no ha sido toda positiva, prácticamente solo “desayunaba” (07:00) un día a la semana, realizando deporte (gym, natación, mtb y pilates) y observé pérdida de masa muscular.

    Así que ahora los ayunos los realizo de cuando en cuando y si no practico ejercicio intenso; eso sí el ejercicio antes de comer, unas 8 horas después de haber desayunado, y en la hora siguiente a la práctica como y recupero.

    En fin esa es mi experiencia y creo que es como mejor me funciona.

    Un saludo.

    • Genial José Carlos!!!
      Y es que no son la panacea no algo para incluir en los hábitos de todo el mundo. Depende de lo qué queramos conseguir.
      La clave está en lo que tú has hecho: adaptarlo a tus circunstancias!!!
      Saludo!!!

  2. …Y es que como bien decía un tal Dobzhansky (o algo así), nada tiene sentido si nos es a la luz de la evolución. Y muchos siguen empeñados en darle la espalda a nuestros orígenes…
    Un saludo!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s