A propósito del Instagram. Dieta Páleo y niños.

Vamos a tratar un tema un poquito delicado y del que se habla poco o nada: Dieta Páleo y niños. O, mejor, Dieta Páleo e hijos… que no es lo mismo.

Primero deberíamos definir qué es Dieta Páleo, pero los que sigáis el blog más o menos ya sabéis por dónde me muevo, intentando ser coherente y no tener demasiadas estridencias. Aunar sentido común, perspectiva evolutiva y cultura gastronómica. Al menos lo intento.

El caso es que muchos de nosotros tenemos hijos y, evidentemente, te planteas qué es lo mejor para ellos en todos los aspectos y uno de éstos la alimentación.

Todos los que nos movemos en esta corriente entendemos que comer sin experimentos, acudiendo a alimentos probados durante millones de años y en sus presentaciones originales parece la forma de comer más lógica y sensata. Así que, ¿cómo no hacer lo mismo con nuestros hijos.

sfgasg

Pues sí, pero la cosa no es tan sencilla.

Se me ocurren dos motivos fundamentales:

El primero de ellos que nuestros hijos viven en un mundo no páleo, rodeados de margarinas, azúcares, lácteos y cereales de la peor calidad, por nombrar sólo grandes grupos. Un mundo donde relacionamos la comida con muchísimos otros aspectos como las celebraciones o los premios. Y en el que, además, en muchas ocasiones no somos responsables directos de lo que se comen, dejando este aspecto en manos de comedores escolares, abuelos… Resulta por tanto casi imposible un entorno ideal que colabore en nuestro afán por cuidar su dieta.

Y el segundo motivo, uno que podríamos considerar evolutivo. Me explico.

Seguir esta forma de alimentación es ir contracorriente. Sencillamente estamos fuera del modelo. Y empeñarnos en seguir a lo nuestro nos hace más susceptibles a situaciones de cambios drásticos. Imagínate que por cualquier motivo de la noche a la mañana tu dieta deja de basarse en pescado extractivo, carne de pasto y verduras ecológicas para obligatoriamente tener que pasarte a los alimentos procesados de los que ahora reniegas.

Podrían pasar dos cosas: la primera que, como tu estado de salud es muy bueno, podrás adaptarte mejor a la situación por no estar tan “sobrecargado”. La segunda, por la que me inclino, que el cambio te sentará francamente mal, al menos al principio, y pondrá a prueba tu capacidad de adaptación.

Pues ésta es la situación a la que expondríamos a nuestros hijos si decidiéramos meterlos en una burbuja en la que no entraran aditivos, pesticidas, hormonas… o humos, radiacciones, tóxicos varios… Porque, como en muchas otras cosas, tal vez cuando sean independientes decidan pasar de muchas de las recomendaciones de sus padres como en éstas cuestiones de alimentación.

 

¿La solución? … espera, que creo que me voy a liar… mañana te la cuento que esto puede que vaya para largo. Aunque en realidad no te daré la solución, más bien intentaremos equilibrar los dos mundos, el de la salud y el del entorno en el que viven nuestros hijos.

Anuncios

16 comentarios en “A propósito del Instagram. Dieta Páleo y niños.

  1. Un problema bastante complicado, como bien dices Carlos, yo tengo 2 hijos y aunque he tenido la “suerte” de que por dar alérgicos en muchos de los alimentos que en paleo no se comen, siguen tomando otras a las que me hubiera podido quitar pero en este mucho de comedores escolares y reuniones de cumpleaños ¡es muy difícil! Lo curioso del caso es que encima tienes que aguantar el que te digan que si ellos tuvieran hijos no les dejarían comer esto o lo otro. Es muy difícil, por lo menos para mí y la gente que me rodea que hace paleo y tiene hijos, el hacer que sea 100% paleo todo lo que ingieren tus hijos. Somos un porcentaje muy bajo de paleos frente a esta sociedad y no se puede ser tan estrictos.

  2. Buen tema Carlos, y lo tratas muy bien.
    Es realmente difícil como dices, fuera de casa aunque quieran ( Y no siempre les creo que quieran eh ? ) comer paleo no siempre pueden.
    Ni hablar de los comentarios descalificadores de algunos padres imbéciles que socavan nuestro esfuerzo diario.
    De todos modos por experiencia propia los niños solos se van auto regulando, y están en un 80% paleo, lo cual creo que es un buen logro.
    Abrazo y esperamos con ansias la continuación.

  3. Chungo el tema que tratas….

    Si, si ellos quieren ser páleo, pero…como les quitas el pan? y las pizzas? pastas? coca-cola?chuches?…ufffff!

    Además está el comedor del cole…que de páleo tiene lo que yo de chino…o menos.

    Solución salomónica…intentar como dicen arriba que vayan a un 80% páleo….y aún asi….

    Mañana…tomarán sus decisiones, en esto y en otros temas. Y ya sé que no me harán caso….o tardarán mucho…un lástima.

    Abrazos, Carlos.

  4. Bueno, yo de momento no tengo que lidiar con este tipo de problemas jejeje… yo me encuentro justo en la situación contraria, son mis padres a los que yo pretendía convencer para que comiesen de otra manera (ahora ya desisto…), supongo que educar a tus hijos en este estilo de vida es muy difícil, no cabe duda, pero creo que incluso la tarea puede ser más complicada cuando se trata de personas adultas. Después de muchísimos años a base de pan, azúcares, pastas, bollería… es muy complicado que lo dejen, sobre todo cuando no tienen problemas graves de salud y no se dan cuenta del daño que les producen, es muy típico oír eso de “pues llevo toda la vida comiendo x y tus abuelos igual y no nos a pasado nada…” en fin…
    En cambio creo que los niños pueden ser más “moldeables” en el sentido de que están aprendiendo y suelen imitar lo que hacen los adultos y aunque fuera de casa es prácticamente imposible controlar lo que comen, se puede conseguir que al menos mientras estén en casa su alimentación sea bastante paleolítica.

    • Justo Iago.
      Y el caso de los padres… otro día me meto en ese berenjenal. En mi caso lo bueno es que de vez en cuando me vienen con algún hombro echo una porquería o una cadera que dice el trauma que hay que poner una prótesis… ahí es donde les doy caña y entran en razón…. pero al final algo pecan. Son como niños. jeje.

  5. Ya no puedo esperar más!! Cuanta crueldad… Deseando leer tu opinión porque es un tema que nos trae de cabeza. Nosotros lo que hacemos es el día semanal de comer “de todo” pero no enfocado a premio ni celebración, si no como un nos cuidamos muy bien durante la semana, comemos muy sano y un día nos podemos dar un capricho. Lo bueno de esto es que ha sido duro al principio pero ahora son mis hijas las que ya no les apetece la no-comida!

  6. bueno yo creo que es cuestión de equilibrio y flexibilidad.Para mi lo fundamental es establecer una base educativa en todos los ámbitos, incluida la alimentación. Pienso que eso es una herencia de futuro. Y después que ellos valoren. Yo tengo tres hijos y desde que han nacido viven estilo origen…. al ir creciendo, se han planteado diferentes situaciones en torno a la comida que a mi me hacían sufrir. Ahora, sufro menos… simplemente pienso que llegado el fin de semana, un cumple o evento especial, ellos tienen que integrarse, ser y poder comer como el resto, aunque sea una porquería. entonces es cuando me doy cuenta que ahí la alimentación no importa, sino que sean felices….

    Mis hijos comen todos los días en casa, y llegado un momento de asueto, pienso…. jo si la mayor parte de los niños comen fatal todos los días, mis hijos porque coman mal uno o dos días, no van a enfermar iiiiii

    En suma, para mi la clave de la vida es ser flexible. Y meterle de vez en cuando un poco de mierda al cuerpo también es bueno. Y lo dice una persona que no echa de menos nada de la comida… que soy feliz con la dieta origen… y me hace sentir bien…

    bon nit

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s