A propósito del Instagram. Dieta Páleo y niños. Parte 2.

Ayer hablábamos de hijos y alimentación, y os comentaba las dificultades que aparecen cuando pretendes que tu hijo coma como tú y, sobre todo, los interrogantes que asaltan tu cabeza.

Y hoy prometía soluciones… o al menos algo por el estilo. Ya te anticipo que solución no hay y que dependerá de mil factores diferentes en cada caso.

Y escribía  sobre capacidad de adaptación. Déjame que vuelva sobre ello, porque, al fin y al cabo, ese es el trasfondo de cualquier marco evolutivo. Y verás que, si ya el tema de los hijos era un buen berenjenal, éste no se queda corto. Pero debo estar cañero estos días…

kjhlñ

Si participas en el mundo páleo, si eres un forofo de los alimentos de calidad, sin procesar, “antiguos”… estarás muy sano pero muy poco adaptado a tu medio. Al menos considerando tu medio de un modo amplio: tu ciudad, tu región, tu país, el mundo. Sólo tienes que entrar en un supermercado para darte cuenta de lo rarito que eres. Dime, ¿qué es lo que compras en un supermercado normal? Fruta, verduras, hortalizas y tubérculos de temporada, pescado extractivo, huevos ecológicos, ternera ecológica… aceite de oliva virgen extra, café, chocolate negro, frutos secos, alguna conserva en aceite de oliva virgen extra… Si te lo curras algo más al final la lista se queda en muy poca cosa. En mi caso por ejemplo, algo de fruta, verduras y hortalizas, huevos ecológicos muy de vez en cuando, café, frutos secos y chocolate (100%). Nada más. Añádele la compra de internet de aceite y listo. Toda la carne, el pescado, el grueso de la verdura y de los huevos son de “cosecha propia”.

Y esa “cosecha propia” exige tiempo, dinero en algunos casos (en otros ya hemos demostrado que podemos hacer que todo salga muchísimo más barato –carne, pescado, verduras, frutos secos…-), y, sobretodo, molestarse mucho para conseguirlo.

Así que si por cualquier motivo la cosa cambia, tú estarás muy sano pero en absoluto adaptado a los patrones normales, léase a tu supermercado.

Ni tú estarás adaptado ni todos los que hayas hecho partícipes de esta locura de estar sanos en base a una alimentación coherente con nuestra naturaleza.

Y ahí es donde llegamos a nuestros hijos… ¿mañana más?… bueno, mañana no, que es Sábado. Queda pendiente para el Lunes.

Anuncios

10 comentarios en “A propósito del Instagram. Dieta Páleo y niños. Parte 2.

  1. en otros ya hemos demostrado que podemos hacer que todo salga muchísimo más barato –carne, pescado, verduras, frutos secos…

    Errrr…lo de la carne, si….el pescado…tu que vives al lado del mar, “privilegiao”…del resto, me he perdido.

    Saludos.

    • jeje.
      Por partes!!!
      Carne: TernerAventura.
      Pescado: Compra directa en la rula.
      Setas: Micología.
      Frutos secos: Salir de monte.
      Verduras y frutas: Huerto urbano.
      Huevos: jeje…. en eso aún no nos hemos metido!!! jajajajaja

  2. Pues si que somos raros los que nos alimentamos de esta manera, yo al menos me siento un poco extraterrrestre cuando en la cola del súper comparo lo que yo compro
    con lo que compran los demás… a juzgar por mi dieta parezco una especie distinta… jejeje…
    La solución al problema planteado es jorobada, como tú dices por un lado gozaremos de buena salud al comer alimentos de calidad, pero por otro seremos más susceptibles al cambio… Por eso creo que lo más importante es educar, enseñar a comer, que los niños sepan que es lo adecuado y lo que deberíamos comer y lo que no, si entienden esto posiblemente ya les estemos ahorrando muchos futuros problemas en la vida.
    Esperando al lunes… a ver que nos propones!!!

  3. Uf, que tema.
    Personalmente creo que es nuestra obligación como padres darle de comer a nuestros hijos alimentos paleo.
    Y explicarles porque.
    Cuando crezcan supongo que por lógica y natural rebeldía comeran porquerías, pero tal vez habremos sembrado una pequeña semilla paleolítica en sus mentes y solitos volveran a las fuentes.
    Es más caro ? Sí, por lo menos en mi país donde las harinas están regaladas en el super. O donde el gobierno subvenciona azúcares, fideos y polentas ( harinas de maíz). Eso sí eh, todo suplementado con hierro y vitaminas.
    Pero aúnque más caro, alimentarlos de esta forma es un verdadero placer.
    Esperando con ansias el post del lunes, los saludo a todos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s