A propósito del Instagram. Fases de la dieta páleo.

La verdad es que debo tener una capacidad de persuasión fantástica y casi todos los pacientes con los que me meto en cuestiones del comer se vuelcan con ello. Pero las recomendaciones, como siempre, no son universales y existen muchas diferencias entre lo que necesitan unos y otros (o lo que yo creo que necesitan, claro…)

Así que al margen de modificaciones de dieta muy específicas del estilo de quita sólo esto y añade sólo aquello, situaciones la mayor parte de las veces muy temporales, digamos que al final podemos hablar de varios niveles o fases que surgen de la mezcla entre las necesidades del paciente y del equilibrio entre las distintas circunstancias de su vida (comer fuera o en casa, saber cocinar o no, tiempo, economía, familiares…)

Vamos a establecer una fase mínima de compromiso con la que notar cambios ya… digamos que en una semana:

Fuera porquerías (refrescos, chucherías, fritangas, comida basura, azúcar, margarinas…)(TODAS), fuera lácteos (TODOS) y fuera trigo (galletas, bizcochos, magdalenas, pan, pasta, rebozados, bechameles, salsas engordadas…) (TODOS). 3 cositas de na… Y algunos trucos: pilla muchos frutos secos, lechuga y huevos ecológicos (tres cosas que te sacan de muchos apuros en muchos momentos del día mientras vas pillándole el hábito) y organiza tus desayunos y tu media mañana (como te dé la gana, pero organizado: desayuno sí o no, y si decides desayunar tenlo previsto. Y bolsita de frutos secos en la mochila)

Ya ves, porquerías, lácteos y trigo. Resultados con “chicha” en una semana del estilo del “ya no hincho”, “estoy más ligero”, “se acabaron los ardores”, “bajé de peso”, “sin mocos”, “me duele menos”, “mucho mejor haciendo deporte”… Todo dependerá de cuál sea la circunstancia a mejorar.

asdfasfaf

Ahora bien, esta fase es la del pollo, las ensaladas y los frutos secos… Digamos que puedes estar disfrutando de las ventajas de quitar porquerías y algunas cosas que te venían francamente mal, pero que en absoluto lleves una dieta chula. Y mucho menos algo que puedas considerar “páleo” (al menos desde mi punto de vista).

Así que, bienvenido al principio de tu nueva vida. A partir de ahora todo cambiará hacia mejor. Pero, eso sí, disfruta del cambio que ya has hecho y de sus repercusiones, porque, seamos honestos, esos serán los cambios que más notarás, y todos los que vengan detrás redundarán en ellos pero habitualmente no supondrán diferencias tan fantásticas con tan “pocos” cambios.

Y entiende esto que escribo como una generalidad. Parto de la idea de un sistema digestivo, inmune… en un estado razonable como para mostrarse “agradecido” cuando lo mimas un poco. Si no acabas de encontrar el cambio que quieres entiende que las recomendaciones en tu caso deberían ser más específicas y un blog no llega para tanto!!! Bueno… sí que llega… lo que no llega para tanto es una recomendación rápida de unos cuantos párrafos. Tú ponte manos a la obra y empieza a cocinar las recetas que más te gusten del blog y luego vas y me lo cuentas… !!!!!!

Mañana la fase 2!!!! Bueno, mañana no que es finde!!!

Anuncios

4 comentarios en “A propósito del Instagram. Fases de la dieta páleo.

  1. Qué razón tienes, yo también empecé con pollo, lechuga… y cuatro cosas más.
    Buuuf… que perdido andaba yo al principio. Ahora que veo este blog me lamento por no haberlo descubierto mucho antes, cuando empezaba a comer ”paleo” (o lo que yo pensaba que era “paleo”),me hubiese ahorrado muchos quebraderos de cabeza!!
    Estoy convencido de que cualquiera que se anime a hacer las recetas de este blog, va a sentirse mucho mejor, tenga el problema de salud que tenga, y por supuesto va a disfrutar comiendo una barbaridad, seguro!!!

  2. Es cierto todo. Al principio con algunos cambios los resultados son enormes. El cuerpo aprovecha a toda velocidad para curarse en ese momento.
    Personalmente estuve un mes para dejar la adicción a las harinas. Recetas con almendras molidas fueron un buen sustituto, pero era todo psicológico. Necesitaba esa sensación de morder pan o tortas.

    En cambio tardé más de dos meses en tolerar el queso ( Sí Carlos, sé que estás en contra de los lácteos ).
    El queso crudo me caía bien, pero el pasteurizado me inflamaba el estómago. Mientras estuve en España de vacaciones conseguía, pero en Francia y en Italia nada.
    Y en mi país están prohibidos los lácteos crudos. Menudo atraso eh.
    Luego de ese período lo acepto perfectamente. ( Supongo que mi intestino todavía no había logrado tener la permeabilidad correcta que el gluten había alterado desde siempre ).

    Espero con ansias la 2° parte.
    Saludos a los dos.

    • Hola Ric!
      No es que esté contra los lácteos! Sencillamente que compruebo día a día las ventajas de sacarlos de la dieta. De cualquier modo no todos son iguales e incluir después quesos de cabra y/u oveja a partir de leche cruda, puede ser una opción que hay que comprobar.
      Saludo!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s