Un reto en ayunas.

Y hoy la tercera y última entrada sobre cosillas relacionadas con AsturiasSinO2. Ya veis que en la segunda ya se me iba un poco el tema hacia la alimentación. Pues hoy más. Hoy toca hablar de ayunos y vías metabólicas de las grasas… o algo así…

Vaya por delante: todo el día del reto lo hice en ayunas. Bebiendo, pero tirando de la cena del día anterior, como quien dice.

El motivo: sencillamente eso era lo conocido y, si quieres, lo entrenado. Si hubiera comido en algún momento del reto habría supuesto un experimento puesto que hace mucho que mi rutina de deporte siempre es en ayunas y que organizo mi día a día realizando una única comida, la cena.

Sin embargo, aunque esa organización del día a día, lo dedique a trabajar, a correr o a lo que sea, es la óptima para mí, en absoluto tiene por qué ser ejemplo para nadie. Has de buscar la tuya propia, la que mejor se oriente a tus horarios, tu trabajo, tus momentos para hacer deporte, tu hambre, tus hipoglucemias si aún las tienes, tu sistema digestivo, tus problemáticas particulares…

En mi caso, prefiero trabajar en la clínica sin parar, todo de seguido y sin los bajones de energía posteriores a las comidas. Y, sencillamente, por las mañanas no tengo hambre. Además, esta organización encaja de miedo con los deportes que practico, todos de larga duración y con picos de intensidad más bien cortos y digestivamente es de largo como mejor me encuentro.

la foto 1

Así que a la hora de plantear un día específico has de hacer mucho más que entrenamientos de alimentación orientados a lo que te vas a encontrar. Has de integrarlo en tu día a día desde mucho tiempo antes. Eso sí, por lo que más quieras, no integres geles, barritas energéticas y demás en tu día a día desde mucho tiempo antes…

Porque no se trata, en absoluto, de hacer la machada y encima sin comer. Todo es muchísimo más sencillo. Resulta que en ciertas circunstancias la forma más sencilla de hacer la machada es sin comer.

Anuncios

5 comentarios en “Un reto en ayunas.

  1. Suponía que solo almorzabas o cenabas.
    En mi caso es sin desayunos, almuerzo abundante y nada hasta la noche. No ceno, sólo algunas aceitunas negras, o alguna feta de jamón.
    Tengo entendido que los organos que más energía requieren para funcionar son los del aparato digestivo, aunque supongo que es más sofisticado el asunto del ayuno.
    Buena foto Carlos, gracias por el artículo.

  2. Es difícil de creer para algunos cuando les dices que prefieres no comer porque así te sientes mejor, con más energía. Te preguntan: pero cómo vas a estar toda la mañana sin comer???, así no tienes energía para funcionar y no rindes!!!
    Lo que pasa es que están subestimando el poder de las grasas y como nuestro cuerpo almacena y tiene la capacidad de movilizar este tejido para obtener grandes cantidades de energía cuando estamos un tiempo sin comer, así de previsor es nuestro metabolismo, de lo contrario estaríamos perdidos… Eso sí, esa capacidad de quemar grasas para obtener energía hay que entrenarla!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s