Setas. Estrategia otoñal en la dieta paleolítica.

Se acaba el verano, empieza a llover, los días son más cortos, ya empieza a hacer algo de frío… y yo más contento que unas castañuelas. Se acercan meses chulísimos para las setas y los frutos secos.

DSC_0053

La verdad es que casi organizo el año en torno a cuestiones gastronómicas: Invierno y la TernerAventura, Primavera y el Huerto Neolítico, Verano y la pesca, y Otoño y las setas.

Y llegó el Otoño y con él el cambio de los aperos de pesca por la cesta, la navaja, la cámara de fotos y las guías micológicas. Y aunque aún no estamos en los meses más chulos, tenía yo ganas de coger algunas setas para intentar que te pique el gusanillo con esto de la micología. Eso sí, aviso, éste es un mal vicio, de los que enganchan. Luego no me digas que no te lo advertí cuando te vayas todos los fines de semana con la familia al monte y para cenar os peguéis unos homenajes de tres pares… y con tres pares, porque, aunque no tengas ni papa de cocinar, con unas setas y unos huevos hace una tortilla cualquiera!!!

Ya ves, te lo barrunto muy feo. De monte y de cenorra… mal plan, no? Qué sufrido es esto de la dieta páleo…

Así que venga, estás delante del ordenador, de la tablet o del móvil, con conexión a internet y “San Google” sigue siendo tan sencillo como siempre. Sólo tienes que escribir “curso de setas” o “curso de micología” y después tu ciudad o comunidad autónoma.

Y es que yo puedo contarte los pormenores de cómo juanpalomear con la TernerAventura, de cómo comprar pescado directamente al pescador o lo más básico para que te animes con el Huerto Neolítico, pero con esto de las setas no hay tu tía, tienes que hacerte un curso o encontrar a alguien que sepa (y que sepa de verdad… aquí no valen cantamañanas) para que aprendas mucho más que lo básico, aunque con lo básico ya te servirá para hacer esto que he hecho yo durante la mañana: irme de champis y acabar cogiendo Calvatia Gigantea, una seta imposible de confundir con ninguna otra, de esas fantásticas para principiantes.

El único problema es que en todas las guías pone que es comestible… pero nada del otro mundo. Jeje… quién dijo problema??? Hacerse unos boletus a la plancha no tiene misterio, pero currarse algo chulo chulo con una calvatia… ahí vamos!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Necesitamos: las setas, ajo, perejil, guindilla y aceite. Y avellanas tostadas.

Y es tan sencillo como cortar un taco de un dedo de grosor (el dedo en horizontal… no en vertical… -chorrada-) y darle forma chula de queso de dibujos animados (además, permitirá una cocción mucho más uniforme al penetrar mejor el calor). Picas los ajos, el perejil y la guindilla y pillas una sartén para hacerlo todo a la vez, pero colocando primero el aceite y la seta, y con el resto por los bordes para que toda la superficie de la seta se vaya haciendo y que toda la gracia de los laterales vaya dando sabor al aceite.

Medio minuto a fuego medio-alto por un lado y medio minuto por el otro. Después, si quieres, 5 segundos por cada cara de los laterales. Ves que es muy muy poco tiempo, porque el asunto es que no coja nada de color. Si pillara un ligero color tostadito, amargaría. Así que quédate muy muy muy justo.

Y luego, con un rallador, haces unas virutas de avellana y las echas por encima. Siempre se vanagloria el sabor a avellana de las Amanita Caesarea, no? Pues ahí va la avellana.

Listo. Que ponga lo que quiera en las guías… si te lo curras un poco está muy buena!!!

DSC_0056

Qué… he conseguido que vayas corriendo a “San Google”???

Date cuenta de que pienso seguir dándole a las setas y acabaré poniéndote los dientes largos fijo!!! Y el problema es que los cursos están muy muy demandados y es posible que te quedes sin plaza!!! Y suelen empezar ahora en Octubre!!!!!! Correeeeeeeee!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Y ya sabes, si la entrada te ha gustado… comparte en Facebook, Twitter… seguro que a alguien más le gusta!!! Siempre hay un roto para un descosido en esto de la dieta paleolítica!!!!

Anuncios

4 comentarios en “Setas. Estrategia otoñal en la dieta paleolítica.

  1. mmmm… me encanta!! El otoño y los bolets!! Ya sabes que aquí en Catalunya hay auténtica pasión por las setas, han sacado hasta un carnet para poder recolectarlas y así contener a las “hordas” que campan por la montaña los fines de semana ^.^
    Yo ya llevo unas cuantas tortillas de camagrocs, estaré atenta a tus creaciones micológicas 🙂

  2. A ver si este fin de semana me animo, que con estas lluvias seguro que empieza a salir ya de todo por aquí, yo ya tengo mis guías micológicas y mis prácticas de identificación de setas hechas… y con tus ideas para convertir setas mediocres en verdaderas delicatessen no me puede salir mal el plan!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s