Contenido y continente. La importancia de nuestro sistema digestivo.

Ya veis que en realidad el blog, por más que el nombre insista en ello, no va únicamente de dietas paleolíticas. Si quieres, tal vez de dietas paleolíticas y de todos los temas tangenciales que se le pueden unir… o que les queramos unir por cuestiones de modas o simplemente de ocurrencias. Léase el tema del sol (muy páleo), el asunto barefoot (qué decir), las distintas formas de “entrenar” o de moverse (desde el movimiento natural al crossfit) o cualquier tema relacionado con el naturismo que es muy fácilmente encajable y que de vez en cuando se saca a colación aunque con poco éxito a la hora de adjuntarlo definitivamente a la moda páleo (esto de la moda páleo usado de la mejor manera posible, considerando “moda” en su acepción en el mundo de la estadística como el elemento que más aparece, y también de una forma un poquito peyorativa, porque de todo hay en la viña del señor…)

DSC_0008

(… qué complicado es tener fotos apropiadas para cada tema… así que, qué carajo, os pongo una del principio de una de las recolecciones del finde… con la malsana intención de dar envidia sana y que planeéis la vuestra para un día de estos!!!)

 

Pero hay un tema del que no se habla demasiado y que resulta crucial: nuestro sistema digestivo. Y cuando digo nuestro, digo el tuyo, el mío, el del otro y el del de más allá.

Porque podríamos decir así a bote pronto que las cuestiones genéticas nos unen mientras que las epigenéticas nos separan. Y una de esas cosas que nos separan como pocas es la forma en la que digerimos.

Mira, ya podemos hablar de dieta páleo o de lo que quieras, o ya puedes preocuparte un montón por la calidad de lo que comes que, al final, lo que estás haciendo es eso, comértelo. Y comértelo tú. Así que el resultado final dependerá fundamentalmente del contenido (la comida) y del continente (tú, o en particular tu sistema digestivo).

Así que ponte a ello. Porque es la mejor forma de hacer que todo funcione rápido y a las mil maravillas… o que todo fracase.

Y viendo que en todo esto nos podemos complicar un montón (de hecho, nos debemos complicar un montón!!!), se me está ocurriendo que vamos a hacer unos cuantos especiales sobre las vicisitudes del sistema digestivo y cómo puedes ir jugando con ello de una manera sencilla. La lástima es que no podamos individualizar… pero a ver si consigo al menos orientarte algo más.

Así que lo que iba a ser una entrada tranquila se nos va a convertir en un serial sobre el sistema digestivo. Mañana mismo el primer (o el segundo… depende cómo se mire) capítulo: tu estómago y todas esas cosas súper “normales” que te pasan… y que ni de coña deberían pasarte. Y cuando digo mañana digo mañana viernes!!!!

Si te gusta, como siempre, compartelo !!!! … quiero decir que, si te gusta, te animo como siempre a que lo compartas… y que si te gusta, como siempre, porque siempre te gusta… pues que lo compartas también aunque seguro que ya lo ibas a hacer por eso de que siempre te gusta… uf… follón… jeje.

Anuncios

Un comentario en “Contenido y continente. La importancia de nuestro sistema digestivo.

  1. El sistema digestivo, mi talón de Aquiles desde siempre… ahora lo voy controlando mejor con esta “moda” de la paleo pero aún de vez en cuando me juega alguna que otra mala pasada… esperando con impaciencia hasta mañana!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s