Duodeno, yeyuno e íleon… te acuerdas? Pues eso. Intestino delgado, ese gran desconocido.

Va, seguimos con la serie “sistema digestivo”.

Y ya ves que estamos intentando hacerlo todo entendible. Poquito a poco y desde arriba: primero el estómago (vale… la boca va antes… pero no nos vamos a complicar), intestino delgado e intestino grueso.

Hoy el delgado, en particular la zona más delicada de todas, el duodeno. Os acordáis de aquello de duodeno, yeyuno e íleon???? Pues de las tres, la más “importante” de largo es la primera porque ahí es donde las enzimas del páncreas y de la vesícula biliar se rocían por encima del bolo alimenticio.

Cosas a saber: las digestiones pesadas no son normales. Punto pelota. Piensa si esto que has comido hoy y que te ha sentado pesado lo habría hecho hace unos cuantos años… cuando tenías 18, por ejemplo. A que no. Pues eso. Así que si en algún momento pudiste hacerlo… por qué carajo ahora no ibas a poder? O, si quieres, por qué lo consideras lo más normal del mundo?

Y se entiende que cuando tengas 80 años no digerirás tan bien como cuando tenías 18… pero ni mucho menos tanto como damos por sentado.

Ahora toca saber por qué te pasa esto. Bueno… déjame que te devuelva la pregunta: ¿Por qué te pasa? Porque nadie como tú para saberlo. Piénsalo tú primero: alimentos que te sientan mal (lechuga, grasas, lácteos, café con leche –sí… el café con leche merece un tratamiento a parte… otro día nos metemos con ello-, comidas copiosas, bebidas gaseosas…), el consabido estrés, los horarios a los que comes, la cantidad de veces que comes…

Porque seguramente a poco que te lo plantees tendrás un diagnóstico bastante claro.

Y hacer un cambio en la dieta puede ser una solución más que notable. Ya sabes, dieta páleo a saco y fijándose en qué cosas son las que te sientan mejor y peor.

Aquí sí que es más que posible que comer menos veces al día te siente genial, al menos en un inicio. Es una forma de hacer que todo esté mucho más descansado y sin saturación. Pero lo primero será cambiar qué es lo que te comes para que el comer menos veces sea algo que tenga sentido porque no te cueste, no algo impostado con lo que vayas a sufrir.

De cualquier modo, el duodeno es la zona más compleja de trabajar por tu cuenta y una de las más agradecidas cuando la osteopatía visceral se apodera de tu cuerpo…

También puedes pasarte por una herboristería y pedir algún amargo (tal cual, hace mención a eso, al sabor amargo) para favorecer el movimiento y las secreciones.

… tienes que perdonarme… sé que estoy siendo un poquito escaso de ayudas, apaños, truquitos… pero imagínate que te diera una lista de, por ejemplo, diez productos fantásticos para el duodeno. Hala, empiezas por el primero y acabas por el último, a ver cuál te funciona. Eso sin diagnóstico claro del problema, encima. Por eso estos artículos tienen su complejidad. Es algo así como “la puntita nada más”… bueno, pues qué le vamos a hacer. Pero es que pedir ayuda de vez en cuando viene genial!!!! Y dejar de leer blogs con cuatro chorraditas y poca miga!!!!

Bueno, mañana (es un decir… jeje… ando liadísimo) más y espero que mejor. Y, si te ha gustado, comparte!!!!!

Anuncios

20 comentarios en “Duodeno, yeyuno e íleon… te acuerdas? Pues eso. Intestino delgado, ese gran desconocido.

  1. Tienes razón Carlos, es increíble como nos acostumbramos a las enfermedades y a los malestares. Los damos por sentados: Que es normal después de cierta edad, que el stress es inevitable, que deben ser los químicos de las comidas, que la parienta cocina como el cul…
    Y todo mentira ( Excepto lo de las nulas habilidades culinarias de nuestras medias naranjas jaja ).
    Sólo cambiando la alimentación tienes ganada el 80% de la batalla.
    Si a eso le agregamos ejercicios, aire libre, ser conscientes de disfrutar el día a día, algo de minimalismo inteligente y no enroscarnos con la gente imbécil entonces ya estamos en el paraíso.
    Abrazo.

  2. Ahora que mencionas el tema del café, espero que algún día le dediques un post. A mí me encanta el café pero noto que a mi intestino no demasiado, así que lo tomo infrecuentemente, esos días que me parece que me puede venir bien “un empujón” cae una taza (café solo por supuesto) por la mañana. Esos días estoy mejor a nivel de concentración y me noto más espabilado, pero la parte digestiva… como que se resiente un poco.

    Un saludo!!!

  3. ¡Hola Carlos!
    Me encanta que trates este tema: mi talón de Aquiles (mea culpa por no haber cuidado mi salud intestinal). En alguna sesión contigo por alguna lesión muscular, hablando sobre lo interrelacionado que estaba todo, fue cuando abrí los ojos sobre la importancia de observar la alimentación, el estrés, la actitud ante la vida… uff, hay tanto de qué hablar.
    En mi familia somos ya 3 generaciones de mujeres, que yo sepa, con este tipo de problemas ¡¡y desde luego, no es genético!! Así que, espero más posts como agua de mayo.
    Saludos!!!

    • Gracias Paula… pues éste no es ni de largo el más interesante… el siguiente de esta semana mola bastante más.
      Pero creo que será un tema socorrido… hay aun mucha tela que cortar…
      Saludo!!!!!!!!11

  4. Me esta pareciendo muy interesante esta serie, de verdad. Creo que tu blog ha mejorado mucho con el cambio que has hecho hace poco.

    Yo estoy tratando de comer 3 veces al día y no picotear. Aunque llevo ya tiempo con alimentos paleo al 90%, soy incapaz de lograrlo… Si no como algo entre dsayuno y comida, me empiezan a rugir las tripas como si hubiera un león dentro, y como eso no puedo soportarlo si estoy en lugares tranquilos, donde me los oigan los ddemás, pues picoteo algo para evitarlo… pero la verdad, me doy cuenta de que como más de la cuenta por culpa de este problema “tonto”. ¿Te han planteado alguna vez una cosa que parece tan tonta pero q limita tanto en la vida real? Si tienes algun consejo al respecto te lo agradecería…

    un saludo y sigue así!!!

    • Hola Ana!!!
      Gracias. Me alegro de que te guste.
      Uf. Según me cuentas se me ocurren unas cuantas opciones. Por una parte que tengas una hipermovilidad digestiva, lo que no es en absoluto un problema, cada uno es como es… Habría que diferenciar el sonido para saber exactamente de qué estamos hablando. El mundo de los sonidos por ahí abajo es eso, un mundo. Dependerá de que suene más o menos hueco (estómago si suena hueco y duodeno si es más como una tubería fina que se libera), de si suena mucho a aire o más a mucosidad (si es la primera opción, comes muy rápido???), y relacionarlo con el conjunto de tus digestiones.
      En muchos casos, una pequeña movilización de la zona hace que deje de sonar, eso si consideramos el que suene como un problema, claro!!!
      Prueba a, cuando te suene, presionar con la mano en la zona del estómago (izda, justo bajo las costillas).
      … sería genial un blog con audio!!!!

      • Muchisimas gracias por contestar. Supongo que si que como muy rápido… Voy a probar a comer más despacio y el truco de apretar el estómago… yo entiendo que no es un problema ni un síntoma de nada malo, simplemente es algo muy incómodo. Tampoco sabría decirte como suena exactamente jeje Bueno, probaré esos truquillos a ver si conforme deje de picar entre horas van disminuyendo los sonidos!!! Ya te contaré que tal resultado me da.

  5. Ana, 90% paleo a 100 % no parece, pero es mucha diferencia.
    Hace más de un mes que practico ayuno intermitente. Sólo ceno, con lo que logro estar 23 hs sin comer.
    En tu caso esto no es necesario, ya que con 16/8 hs estarías bien. Te saltas el desayuno, almuerzas a las 13 hs y cenas a las 21 hs. O 14 y 22 hs. O desayunas pero no cenas.
    La 1° vez que intenté ayunar, fué una tortura. Tenía hambre todo el tiempo.
    Gracias a un blog llamado Fitness Revolucionario descubrí un método llamado Shangri la. Consiste en ingerir un par de cucharadas de aceite de oliva una hora después de las comidas. Búscalo en Google.
    El objetivo es reducir los antojos y picoteos.
    A los pocos días logré NO tener tanto hambre y realizar sólo una comida diaria ( Me faltaban bajar 12 kilos, bajé 8 en un mes ).
    De todos modos el sensei Carlos te asesorará muchísimo mejor que Yo.
    Suerte.

    • Te agradezco mucho que me cuentes tu experiencia. La dieta shangri la la tenía fichada ya jeje Y el ayuno intermitente lo intente un día, pero lo estaba pasando fatal (pero mal de verdad) así q lo dejé. Lo intentaré de nuevo cuando haya conseguido controlar mi hambre y demás, y esté comiendo 3 veces al día.

    • Hola Ric.
      Son aportaciones geniales… tira que libras!!!!
      Una puntualización: los ayunos creo que deberían ser algo que sencillamente ocurre, no algo especialmente buscado. Más una consecuencia que un objetivo.
      Saludo!!!

  6. Hablando de digestiones…tengo a una de mis peques, Paula de 5 años, malita de la tripa. En el cole han ido cayendo poco a poco todos los de clase y la pobre aunque resistió ha sido la última en sucumbir. Como oigo de todo: que si coman normal, que si hagan ayuno de 24 h sólo con suero etc.. no sé muy bien por donde tirar. Te ha surgido el caso Carlos? El tema de las dietas “clásicas” de arroz, yogurth, plátano cómo lo ves?

    • Uy, espera… hablamos de patología (o lo que sea… que esta palabra suena un poco chunga), así que lo primero que habría que tener en cuenta es cómo está realmente y por qué le pasa.
      Después, mantener de algún modo el modelo de alimentación que lleve la cria. No parece el momento más indicado para cambios.
      Y, en general, agua y alimentos que siempre le hayan sentado bien. De cualquier modo, ella irá ayudando mucho y diciendo lo que le apetece y lo que no.
      Pero ya digo, es una situación especial.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s