Cuándo cambiarse al Barefoot.

Creo que hay una máxima que merece la pena seguir: “lo que funciona no se toca”

Así que si con tus zapatillas “normales” (o amortiguadas, si quieres… pero es que el término me suena algo despectivo) no tienes ningún problema, no te compliques y sigue así.

Ahora bien, “lo que funciona no se toca”… pero ¿realmente funciona? En esto debemos ser algo exigentes.

Funcionar significa que no tienes lesiones recidivantes, de esas que ya conoces y que cada poco vuelven y vuelven. Y significa que, sencillamente, no te lesionas o lo haces muy muy de Pascuas en Ramos.

Pero si una vez al año tienes una lesión relativamente grave, de esas que te cuesta curar dos semanas o un mes, si sueles salir con molestias o si sabes que tienes un límite de kilómetros, de desnivel o de lo que sea, a partir del cual la rodilla se queja o la cadera te da problemas… entonces hay algo que no funciona y que deberías mirar. Y en estos casos de un modo mucho más completo que simplemente cambiando tus zapatillas “a ver qué pasa”.

Y si las circunstancias no te obligan al cambio, solo se me ocurre otro motivo: que quieras cambiar porque sí, que te apetezca. Jeje… maldita curiosidad…

Prepárate entonces para una nueva forma de correr. Para volver a sentir el placer de salir por las mañanas. Para subir un poquito los ritmos y los tiempos. Para, tal vez, rayar el frikismo cuando esta droga te enganche. Para que la gente te diga en las carreras que te vas a destrozar los pies mientras tú sonríes por dentro. Y para darte cuenta de que, aunque no lo supieras, lo de antes, sencillamente, no funcionaba. Porque habías dejado de correr por placer.

Si todo esto lo sientes con tus zapas “normales”, adelante!!!! Funcionas!!!!

Y si decides cambiar, despacio. Muy despacio. Más despacio!!!!

Lo compartes? Genial!

Anuncios

8 comentarios en “Cuándo cambiarse al Barefoot.

  1. He empezado a correr con tu técnica. Muy despacio. Poca distancia. Sólo los sábados. Aún con mis zapas amortiguadas (quiero comprar estas navidades o enero las Vivobarefoot).

    Cada vez mejor.

    Gracias y un saludo.

  2. Preguntonta : Hay mucha diferencia al caminar con calzado mimimalista? No correr, eso es evidente. Me refiero solo a caminar ( hago kms en un bosque).

    • Sí… hay diferencia… oye, Ric!!! Acabas de darme una idea… Artículo al canto sobre eso, vale???
      Pero te apunto cosas: la diferencia está en que es fantástico notar el suelo. Sin más. Lo hace distinto, divertido, estimulante… pero es genial para ir haciendo el pie.

      • Ja ja, me alegro. Voy a tener que comprarlas entonces. No lo he hecho todavía porque las consigo solo por Internet. Y tu aconsejaste probarlas primero.
        Abrazo.

  3. Yo ya tengo ganas de cambiar, me apetece probar algo nuevo y cualquier día me atrevo con unas zapas minimalistas. Iré poco a poco, primero saldré a dar algún paseo y después echaré alguna carrerilla.

    Un saludo!

  4. Pingback: ¿Minimalismo para correr? Dándose cuenta del principio. | "Hoy Comemos Juntos". Dieta Paleo revisada

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s