¿Minimalismo para correr? Dándose cuenta del principio.

Acabo de leer un comentario en el blog sobre un artículo en el que hablaba de barefoot y de cuándo cambiarse o incluso si merecía la pena hacerlo.

El caso es que me preguntaba Ric qué tal las zapatillas minimalistas para… andar!!!!

Así que aquí estoy, delante del ordenador, recién dado cuenta de que, en realidad, el minimalismo, el barefoot y toda esta historia se nos ha ido de las manos (o de los pies) porque hemos acabando enarbolando su bandera algunos que… corremos!!! Cuando en realidad el minimalismo donde verdaderamente se disfruta es andando, por cualquier sitio, pero especialmente por zonas de monte.

Porque es andando cuando notas las verdaderas sensaciones del pie, sin el constante incidir de las piedras allí donde saben ellas que más daño van a hacer en tus primerizas plantas, y cuando disfrutas de movimientos cada vez más dulces y amplios del pie.

Y también es andando donde disfrutas más de calzados tremendamente flexibles e inigualablemente cómodos.

… creo que acabo de entender un poco más todo esto…

Y es que tal vez en toda esta fiebre corredora se nos hayan olvidado los inicios y queramos empezar la casa por la ventana. O tal vez que seamos los runners los que más gritamos nuestras originalidades o los que más dinero en zapatillas y tiempo en internet gastamos, vete tú a saber.

… o igual soy yo el último en darse cuenta, claro… que eso también puede ser…

No lo dudes. Píllate unas zapatillas minimalistas y dales candela desde el primer día. Te lo vas a pasar en grande… andando!!! Y olvídate de correr, eso ya llegará si llega. Pero no lo dudes, pásate a este lado (que seguramente será el oscuro) y empieza a disfrutar de tus pies.

Y si estas disertaciones hechas a bote pronto tienen algún interés remoto para ti… pues nada… comparte!!!

Anuncios

2 comentarios en “¿Minimalismo para correr? Dándose cuenta del principio.

  1. Ya te comenté que quería comprarme las trail freak estas Navidades, ¡Para llevarlas a diario!.

    Un abrazo.

    PD: El miércoles pasado fui a por setas. 8 kilos de níscalos (más de la mitad los he congelado; otros los he guisado con caldo de huesos).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s