Por qué comer así?

Uf… buena pregunta: ¿Por qué comer así?…

Podemos encontrar mil dietas, hábitos alimenticios… por qué seguir esta forma de comer?

Déjame que te proponga un juego. Suelo proponérselo a mis pacientes.

Imagínate que te nombran responsable de los delfines en un zoológico, y llega la hora de darles de comer… qué les darías?

Resulta evidente: pescado.

Y por qué no pollo?… Carne?… Brócoli?… Mayonesa?… Colacao?…

Esto también resulta evidente: porque son delfines y llevan comiendo pescado toda su vida, y sus abuelos igual, y sus tatarabuelos… por que durante todo su recorrido evolutivo han estado comiendo pescado.

Y con los elefantes?… qué tal un poco de carne?…

Y con los tigres?… unas sardinas?…

Y con….?

Y con nosotros? Qué comemos nosotros? Qué debemos comer?

Uf. Tremenda pregunta.

Pues, exactamente igual que si fueramos los responsables de los delfines, debemos fijarnos en qué hemos comido durante toda nuestra evolución como seres humanos. Frutas, verduras, tubérculos, frutos secos, animales terrestres, peces, mariscos… pero sólo desde hace muy poco, evolutiva y genéticamente hablando, productos de la revolución agrícola como los lácteos y los granos. Y desde hace un suspiro, alimentos refinados, comida basura e inventos alimenticios varios…

Un ejemplo:

Qué ocurre cuando comemos grasas hidrogenadas, grasas trans… margarina, en una palabra, un producto que sólo existe desde hace 180 años? Pues que, por muy “listo” que sea nuestro cuerpo, aun no sabemos qué hacer con ella y la “colocamos” en cualquier proceso digestivo-metabólico en el que más o menos encaje… pero, claro… no encaja. Sencillamente no sabemos qué hacer con ella. Nuestros genes no saben qué hacer con ella.

Tenemos genes de hace muchos miles de años, millones, pero vivimos en un mundo cuyos alimentos no nos corresponden. Hacemos lo que podemos, pero a costa de nuestra salud.

La Medicina Evolutiva propone una vuelta al pasado en cuestiones de alimentación. Busquemos alimentos sin procesar, lo más naturales posibles, que hayan crecido en entornos de salud. Y orientemos nuestra vista ligeramente hacia el pasado a la hora de elegir qué alimentos consumimos. Cuanto más tiempo lleven con nosotros, mejor.

 

8 comentarios en “Por qué comer así?

  1. No se que decirte…. Pero el hecho de que los seres humanos hayan sobrevivido a condiciones muy diferentes , se debe a que son capaces de adaptarse y sacar provecho a cualquier tipo de alimento, como muchos otros omnívoros. En cuanto a las margarinas , te diré que al introducir en Finlandia la margarina de colza , como intervención dietética directa del estado, diminuyò la enfermedad coronaria en un 60%.

    • Hola Isabel!!!

      Sí, pero esas adaptaciones no se dan de la noche a la mañana. Tardan un poquito. Y se generan por selección natural fundamentalmente, salvo en situaciones muy específicas en las que aparecen otros recursos.

      Me comentas el tema de la margarina. Podemos compararlo con la situación actual de la leche de soja. Tómela para así sustituir las grasas saturadas de la leche… Seguro que fue una medida acertada en cuanto a resultados, pero estoy convencido de que había opciones mejores.

      De cualquier forma, estoy muy de acuerdo contigo en lo que entiendo como esencia de tu mensaje: no todo es blanco ni negro. Las intervenciones dietéticas forman parte de un todo. Pero estarás conmigo en que las soluciones más razonables tienden a ser siempre las más probadas.

      Gracias!
      Un abrazo!

  2. Estoy empezando a “bucear” por tu blog, ya que me parece muy interesante.
    Veo que comentas el tema de la leche de soja, y me gustaría saber cual es tu postura sobre la leche y los niños?? pongamos niños de 4 a 12 años… hay muchas opiniones y me gustaría conocer la tuya desde un punto de vista evolutivo.
    Te sigo 😉

    • Hola Trintxi!!!
      Mira, por partes: beber leche de soja me parece un experimento como otro cualquiera. Pero además mal hecho, porque si quieres comerte soja, cómetela al menos como se la comen en las zonas del mundo donde llevan miles de años haciéndolo. Cómete el tofu, pero no la leche. Así todo… incluso el tofu es un experimento. Sencillamente hay muy poco recorrido. Y más para nosotros, que llevamos unas decenas de años comiendo soja.

      Sobre la leche y los niños: Genial!!!!! Que los niños beban leche!!!! … pero la de la madre del ternero no!, la de la suya!!!!
      Y es que, mira, si habláramos de leche… pero hablamos de leche uth. Llamemos a las cosas por su nombre. Leche procesada. A que así ya no mola tanto?… Otro experimento mal hecho. De hacerlo… coño… sin añadir niveles de procesamiento y fabricación. Así, por lo menos, tendremos alguna posibilidad de que salga bien!!! Y, si hay alguna posibilidad, no pasa por beber litros y litros. Tal vez un consumo esporádico de leche cruda diera lugar a un experimento más o menos satisfactorio… tal vez…
      Nano, con 5 añitos, casi casi no toma. Es sólo bebedor “social” de leche.

      Un abrazo!!!

  3. Gracias por tu respuesta Carlos!!
    A veces es difícil romper con lo “socialmente aceptado”. Seguiremos informándonos (tu blog es una buena fuente para ello) y experimentando.
    Saludos.

  4. Estimados, si bien me interesa este tipo de dieta, y de hecho la sigo hasta lo mejor de mis posibilidades, tengo que resaltar que en lo que respecta a los niños es un peligro, sobre todo el tema de la leche, por cuanto es una fuente indispensable de calcio. Cuando era niño, no queria tomar leche, y tomaba te en cambio. La consecuencia fue un raquitismo debido a la insuficiencia del mineral, que me deformo -no terrible ni irreversiblemente- las piernas. El punto es, que si bien hay sustitutos, las personas que aplican esta dieta deben estar alerta por los niños, ya que las consecuencias que sufren no son las mismas que los adultos.

    • Hola, Fer.
      Pero, sin embargo, cómo es posible que durante millones de años los niños hayan sobrevivido sin leche más allá de la de sus madres?
      No puede ser que el problema de tu raquitismo derive de la falta de leche de vaca. Deberías buscar las causas en otro sitio, como problemas con la vitamina D, la absorción de las grasas, la retención de fosfatos e incluso problemas renales.
      De cualquier forma, el calcio no sólo se consigue de los lácteos. En absoluto. Si, finalmente, el problema de tu raquitismo derivó exclusivamente de la ausencia de calcio, no es por ausencia de leche… sigue siendo por ausencia de calcio. No sé si me explico. Sería por ausencia de leche, de vegetales de hoja verde… en general de todas las fuentes de calcio. E incluso de una lactancia corta.
      Un abrazo!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s